Regulación en España del patinecete eléctrico

Regulación del patinete eléctrico en España

La regulación en nuestro país se ha ido adaptando a estos nuevos medios de transporte personal, y es importante saber por dónde podemos ir y por dónde no al usar este patinete eléctrico.

Lo cierto es que la regulación de nuestro país aún no contempla de forma específica este tipo de vehículos, y hay cierto vacío en los documentos actuales. El artículo 121.4 del Reglamento General de Circulación (Real Decreto 1428/2003 del 21 de noviembre) establece lo siguiente:

Los que utilicen monopatines, patines o aparatos similares no podrán circular por la calzada, salvo que se trate de zonas, vías o partes de éstas que les estén especialmente destinadas, y sólo podrán circular a paso de persona por las aceras o por las calles residenciales debidamente señalizadas con la señal regulada en el artículo 159, sin que en ningún caso se permita que sean arrastrados por otros vehículos

Esa regulación establece por tanto que este tipo de patinetes no deben circular nunca por la calzada y hacerlo por zonas peatonales, algo aparentemente contradictorio ya que estos vehículos pueden alcanzar fácilmente los 20-25 km/h y que precisamente los acerca más a los coches, motos y bicicletas que sí circulan por la calzada.

El artículo 121.2 de hecho contempla una excepción para estos vehículos que bajo la regulación actual parecen igualar a sus usuarios a peatones normales:

Sin embargo, aun cuando haya zona peatonal, siempre que adopte las debidas precauciones, podrá circular por el arcén o, si éste no existe o no es transitable, por la calzada

La DGT por su parte destaca que «los patinetes con motor no se encuentran recogidos en la clasificación y categorías de los vehículos» a efectos de homologación y de cumplimentación de las tarjetas de inspección técnica o de la documentación necesaria para la matriculación recogidas en el anexo II del R. G. de Vehículos, aprobado por RD 2822/98, de 23 de diciembre, y no se pueden considerar vehículos de motor a los efectos de la Ley de Seguridad Vial.

Estado actual a día de hoy

Por lo tanto actualmente estos patinetes eléctricos no podrían ser considerados de momento como ciclomotores, lo que hace que no sean considerados como vehículos en sentido estricto, y deberán ser utilizados fuera de las vías públicas con fines recreativos.

La creciente popularidad de estos patinetes eléctricos ha hecho no obstante que algunos ayuntamientos hayan actualizado sus regulaciones localespara contemplar el uso de estos medios de transporte. Tenemos un ejemplo claro en el caso del Ayuntamiento de de Barcelona, que hace unos meses incluyó este tipo de soluciones dentro de los llamados vehículos de movilidad personal (VMP). Estos vehículos, establece el borrador de esta regulación, especifica básicamente que estos patinetes eléctricos deben circular por carriles bici, aunque en según qué casos permite que circulen por la calzada con el resto de vehículos.

Precaución, amigo conductor de un patinete eléctrico

Parece que los patinetes eléctricos no han entrado en consideración específica en esa regulación, y siempre que sea posible es importante que se usen en los carriles bici que permiten evitar peligros a los peatones.

La introducción gradual de más y más carriles bici en las principales ciudades de España hace que este tipo de medios de transporte ganen terreno y circulen de forma segura para sus usuarios y para el resto de peatones y conductores de vehículos que circulan por la calzada.

Hasta que esa situación se normalice lo cierto es que estos vehículos imponen un nivel de precaución extra durante los trayectos, tanto por los peatones con los que nos encontremos y que pueden aparecer de forma fortuita como por el propio terreno por el que circulamos.

Deja un comentario